viernes, 23 de mayo de 2014

All of me y sus recuerdos.

Que te necesito aquí y ahora, necesitándome a mí también. Haciéndome tuya igual que aquella puta noche. Imposible de olvidar, con John Legend de fondo en ese preciso momento, recordandome cada detalle cada vez que escucho su All of me.

Te he buscado en cada callejón del pueblo como quien tiene sed y no encuentra agua. Te he buscado y lo peor es que te he encontrado, con otra. Mirándole de la misma forma que me mirabas a mí. Y no me refiero a que me mirases con amor ni historias de esas, simplemente de una manera que no había visto antes, fijamente y con esa cara tan particular, tan tuya, tan de pillo.
Pero que a mí lo que me duele es el ahora, que estoy hasta las narices de que las cosas cambien y todo sea como una puta balanza. Que yo lo quiero todo estable, para bien o para mal. Y odio que esto sea cada vez más diferente, más extraño para mí y siga siendo tan normal para ti.
Parece que todo vaya a tu ritmo, como si estuvieses acostumbrado a ello... y lo peor es que es así. No te imaginas la de veces que me he preguntado como eres capaz de todo esto, porque yo lo intento pero no puedo. Y me odio. Me odio porque no consigo hacer nada con alguien que no seas tú. Y es normal que pienses que es estúpido porque no somos nada, ni nadie, excepto yo que soy una estúpida. Una estúpida que te piensa.
Me quedo con cada mañana, tarde y noche, por lo especial que haya sido. Me quedo con nuestras comidas y nuestras cenas, pero sobretodo con nuestros postres. También con esas tardes de película, en el cine o en tu cama. Con nuestras desconexiones tomando un par de cervezas y con las charlas que estas conllevan. Me quedo con cada beso, abrazo, mirada y caricia. Me quedo con los piques tontos y mis lágrimas. También con la suerte que nos hemos dado, con lo que hemos compartido sea poco o mucho y con las mil cosas/experiencias que me has enseñado. Pero sobretodo me quedo contigo, con cada detalle, con la sensación de sentirte desnudo y quedarme con ganas de más, de tu piel.

Y es que parece que todo se quede aquí, escrito, cuando realmente sé que no es así. Que simplemente necesitaba sacarlo de alguna forma para leerlo dentro de un tiempo y acordarme de quien has sido estos 5 meses y los que sean. Mi amigo, mi compañero, mi amante, mi algo, mi tú.
En fin, hasta pronto.


You're my end and my beginning,  even when I lose I'm winning. 

1 comentario:

  1. Creo que deberías subir entradas más seguido.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar