miércoles, 8 de julio de 2015

Me haces volar.

No hay mejor título de entrada si lo que quiero escribir está relacionado contigo y con la historia que estamos empezando a construir.

Hemos compartido tantos momentos en solo 5 meses, que solo puedo darte las gracias por hacer de cada uno de ellos algo mágico, por cuidarme y quererme de la forma en que lo haces (nunca me había sentido especial).
Porque dejando de lado todo aquello que dices sobre "lo que puedes o no aportar en esta relación", quiero que sepas que si no fuese por ti no estaríamos donde estamos, ya que esto es cosa de dos.
Cada vez me haces sentir más... sentirme más adicta a ti. Y nunca he tenido algo tan claro como que quiero estar contigo, porque me encantas tanto que no me importaría quedarme toda la noche en vela para ver como duermes (eres tan bonito cuando estás durmiendo... y no me cansaré de repetírtelo nunca).
Adoro verte sonreír y hacer el payaso cuando estamos juntos, por eso no quiero que ese "pequeño-tú" desaparezca nunca, así es la persona a la que quiero, y no necesito que cambies.
"Si no fuera por estos ratitos..."
Y es que esa es mi intención: hacerte feliz, a mi lado, y serlo yo también.
Te quiero.

Caricias, abrazos, besos, risas, piques; mañanas, tardes, noches... todo, lo quiero todo contigo, porque solamente tú consigues hacerme volar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada